Introducción al CBD y aplicaciones médicas

Introducción al CBD

El cannabidiol también llamado CBD es uno de los 113 componentes presentes en algunas (no todas) variedades de la planta del cannabis o cañamo.

A diferencia del tetrahidrocannabinol o THC, el cannabidiol no es psicoactivo por lo que no te da ese “high” y se considera que tiene un alcance más amplio para aplicaciones relacionadas con la belleza, el bienestar y la salud incluyendo epilepsia, y encefalopatías epilépticas como el síndrome de West, ​esclerosis múltiple, desórdenes de ansiedad, esquizofrenia, ​ insomnio y náuseas​ que el THC. Provoca un efecto sedativo en la mayoría de los casos e inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al dolor. Se ha visto que el aceite de CBD reduce el crecimiento de las células de cáncer de mama humano in vitro, y reduce su impasividad.

Por sí solo, el CBD no es intoxicante, pero parece moderar el efecto eufórico del THC, el cual es un isómero del cannabidiol y le añade una cualidad sedativa. Sin embargo, ciertas investigaciones sugieren que el CBD puede incrementar el estado de alerta.

 

 

Uso Médico

 

En medicina, se ha usado para aliviar la ansiedad, náusea, inflamación, convulsiones y para inhibir el crecimiento de células cancerígenas. En noviembre de 2007, se reportó que el CBD reduce el crecimiento in vitro de células agresivas de cáncer de mama humanos y reduce su invasión. Por ello, representa el primer agente exógeno no-tóxico que puede conllevar a una inhibición de la agresividad tumoral. En abril de 2005, las autoridades canadienses aprobaron el uso de Sativex, un aerosol bucal para aliviar el dolor causado por la esclerosis múltiple. Sativex, un producto de GW Farmacéutica, contiene tetrahidrocannabinol junto con cannabidiol.

El cannabidiol no tiene efectos psicoactivos, ​ aunque terapéuticamente no se usan para promover cambios en el humor, como los psicotrópicos, sino por otras propiedades farmacológicas que se están estudiando. Estudios recientes han demostrado que el cannabidiol es efectivo como antipsicótico atípico en el tratamiento de la esquizofrenia.

Según estudios recientes, el aceite de CBD o cannabidiol también se ha mostrado efectivo en el tratamiento de los efectos producidos por el Parkinson. Dado que esta es una enfermedad incurable, dichos estudios se centraron en mejorar la salud de los enfermos, obteniendo resultados satisfactorios en cuanto a la reducción de temblores y, gracias a su efecto antiinflamatorio, en la reducción de cierta inflamación neuronal en la zona de la sustancia negra, característica esta propia de la enfermedad.

También se han realizado estudios científicos con 120 pacientes con síndrome de Dravet, un tipo de epilepsia rara que aparece en el primer año de vida y que muestra fiebre alta, pero acaba derivando en ataques epilépticos, convulsiones y espasmos que pueden llegar a ocasionar la muerte. En dicho estudio, se comprobó a lo largo de 3 ensayos que el 40% de los pacientes a los que se les administró CBD de la marca Epidiolex® redujeron sus convulsiones durante el primer mes, frente a tan sólo el 13% de los pacientes a los que se les administró placebo.

Leave a comment