Cosméticos de CBD

Los beneficios del CBD para el cuidado de la piel son innumerables. Recientemente ha sido incluido en el CosIng, base de datos de la Comisión Europea sobre sustancias cosméticas e ingredientes, y reconocido por sus propiedades antioxidantes, revitalizantes, anti-seborreicas y protectoras.

Antioxidante: El cannabidiol es uno de los captadores de radicales libres más poderosos que existe.

Calmante: El CBD reduce y atenúa los procesos irritativos e inflamatorios de la piel, por lo que ejerce una acción calmante, inmediata y a largo plazo.

Hidratante: El aceite de semillas de cáñamo contiene casi un 85% de ácidos grasos esenciales. En concreto, de Omega 3 (ácido alfalinolénico) y Omega 6 (ácido linoleico), así como ácido gamma-linolénico y ácido esteardónico. Esto lo convierte en un activo nutritivo excepcional que ayuda a equilibrar la epidermis.

Relajante: Al ser un fitocannabinoide, el CBD actúa directamente sobre los receptores cannabinoides del sistema nervioso central, pues molecularmente es muy similar a los endocannabinoides que nuestro organismo produce por sí mismo. Esto le confiere propiedades relajantes y calmantes, reduce la ansiedad y mejora el estado de ánimo.